Wendy by María J. Medina -Concurso Halloween

Wendy.  Qué nombre tan común para una mujer poco común. Wendy Hoster amaba su oficio: los muertos. Los arreglaba, maquillaba, vestía y todo ello con un cariño extremo. A Wendy le gustaba acostarse al lado de sus muertos cuando ya estaban listos, en la soledad y la penumbra de su taller, en la feria y…

Receta de silencio y salsa rabiosa by Diana González

El tiempo había pasado. Y al pasado hay que dejarlo donde está. — Atrás, se dijo. Atrás habían quedado los días de vivir de prestado en la casa de una abuela para nada amorosa. El tiempo de lavar los platos y coser para una mujer con una vara de sauce muy flexible y dañino. —…

Sílbidos by Lucas Corso

Aldo Dante bajó del coche y observó el edificio de piedra gris frente a él. Se mirara por donde se mirara, el lugar no resultaba muy acogedor. Sin embargo, él no sintió la más mínima inquietud. Si acaso, y como había venido ocurriendo en sus visitas a otras clínicas, cierta satisfacción, aunque todavía es pronto…

Bolívar by Awilda Castillo

Las conquistas y libertades de los pueblos son sucesos que marcan el final de unos y el comienzo de otros. Hubo una gesta emancipadora entre 1810 – 1824 producto de pensamientos inspirados en la conocida Revolución Francesa. Unos cuantos corazones del lado Sur de América se agitaban por la tan anhelada Libertad y entonces una…

Bellísima by Paco Ríos

Amelia quería ser la más bella. Y no es que no lo fuera, que lo era y mucho, es que quería serlo muchísimo más. —Tendré a todos los hombres a mis pies —se decía a sí misma—. Todas las mujeres me tendrán envidia. Mi vida será todo aventuras, fiestas y glamur. Desde muy joven, pasaba…

La plaza de “Pedro de Valdivia”

Llevo aquí desde que a D. Antonio Miguel Romero. El entonces alcalde de esta mi ciudad, decidió homenajearme y hacer la estatua que soy hoy día. Mi nombre es Pedro de Valdivia, hijo de esta hoy ciudad, Villanueva de la Serena. Nací en esta villa el 17 de abril de 1497 y mi muerte se…

Estoy solo By Diana González.

Estoy solo en mi cuarto, nos hemos mudado hace una semana, no me gusta esta casa, no sé precisar porqué, pero desde que llegamos tengo la sensación que alguien, o algo nos vigila. Esto lo ha escrito mi ordenador solo, yo apenas me he atrevido a pensarlo. Mi madre no responde. Estoy solo, he bajado…

MUERTE DE UN POETA by Ana Centellas

Aquí encerrado, entre estas cuatro paredes inmundas, el frío que me atraviesa los huesos continúa su travesía hasta colarse dentro de mi alma. Aún no puedo creer el calvario en el que se ha convertido mi vida y en mis largas noches de insomnio resuena, como siempre, dentro de mi mente una única pregunta, la…

Recuerdos Tardíos by Claudio Nigro

Habrá recuerdos tardíos como Absolución de ayeres… /únicos …dormidos… que tal vez en la Libertad u Osadía encuentre la repetición de aquellos trazos de estrellas… /inquietos… /entre risas…juguetes… yo te imaginaba…/ me imaginaba …Onmipresente …desbordado patio trasero… [convocante] de baldosas ásperas…sombras cómplices y aromas a madreselvas.. allí como siempre su Rey… mi perro Willy y su fiel compañera Emma… ay!!…

El precio del amor by Gema Albornoz

August Landmesser e Irma Eckler se enamoraron en 1933. Irma era judía y August aún pertenecía al Partido Nazi. Él le propuso matrimonio en 1935, pero al rellenar el documento de matrimonio, según las nuevas leyes de Nuremberg, fue rechazado. La ideología Nazi no definía al judío como alguien con un sentimiento religioso particular, sino…